‘Smile!’, Miniature Madness

3
3263

En ocasiones aparecen joyitas en el mundo de la figura que destacan por su originalidad y frescura. Kits de esos que no te enteras que han salido y que cuando sabes de su existencia ya se han agotado. Lo que os traemos hoy es uno de esos casos (afortunadamente no se ha agotado todavía).

REVIEW

Os presentamos la última novedad de una marca poco conocida pero que estamos seguros que dará que hablar, ‘Miniature Madness’ del escultor Leonardo Escovar Quintero. Su primera gran apuesta es este kit que lleva por nombre ‘Smile!’. Se trata de tres bustos, que representan tres goblins (orcos, duendes o incluso trolls, lo que más os guste en este cada caso) que se están pegando una fiesta de las de cuando éramos niños, de las de piñata, chuches y coca-cola. Esta simpática escena es la que llevó Leonardo a participar en el último certamen del concurso de modelismo estático de Leganés, y que le valió el Oro en la categoría de figuras fantásticas transformadas o modeladas de cero. Ahora Leonardo nos ofrece copias de la fantástica obra y se venderán, en tirada limitada, en el catálogo de su marca.

review-smile-leonardo-escovar-goblin-party-orc-troll-00

UNBOXING

En cuanto la figura llega a nuestras manos, nos sorprende este envoltorio.

¿Es mi cumpleaños y nadie me lo ha dicho? La figura se envía de esta curiosa forma. La marca consigue con este original detalle, ir preparándonos para la fiesta que nos vamos a encontrar dentro.

Dentro del envoltorio festivo, nos encontramos una tarjeta a modo de encarte donde viene indicado el número de serie de nuestra compra (limitadísimo a 150 copias), y un blister de plástico rígido, sin etiquetas, que muestra lo que al principio parece una broma. ¡La cajita está llena de confetti!

Abrimos el blister. No, no es una broma. ¡Es una fiesta!

Desde luego, apenas hemos empezado a sacar las figuras, pero la marca ya ha conseguido sacarnos una sonrisa. Smile!

Dentro de todo el confetti hay que esforzarse en encontrar todas las piezas que componen el diorama. Son un montón y se pueden perder entre tanto papel de colores.

Finalmente sacamos todas las piezas que encontramos, vemos que las más pequeñas vienen en una bolsa de plástico transparente, y el resto nadan en el mar de confetti.

Las sacamos de la bolsa, y estas son todas las piezas.

Como se puede ver, son un montón, y eso que en la imagen no aparece la segunda botella que encontramos tras una segunda visita al confetti!

Vamos a ver los bustos en detalle. Primero el goblin de la mano levantada.

Lo primero que nos llama la atención son pequeños restos del confetti. Nada que no se vaya a solucionar cuando limpiemos las piezas con agua y jabón antes de imprimar. Nos fijamos bien y no vemos ninguna marca apreciable del proceso de producción. No encontramos líneas de moldes ni rebabas.

En cuanto a la escultura, está llena de detalles graciosos. Fijaos en este cerdito que el goblin lleva bajo el brazo. Con detalles así, ¡este kit puede ser el regalo perfecto!

Veamos ahora el otro goblin.

Este goblin lleva una hoja de papel en la mano, que puede dar pie a muchas interpretaciones. Además, llevará los dedos marcando la señal de la victoria. Solo este busto o el otro dan para múltiples opciones, se pueden usar como bustos únicos o como parte del diorama completo.

En cuanto a la producción, en este tampoco vemos líneas de molde o defectos de producción. La resina, impecable.

Finalmente, el tercer busto, considerablemente más grande que los otros dos.

En este, nuestro preferido, Leonardo se ha salido. Los volúmenes, orgánicos y suntuosos, pueden dar pie a una pintura muy placentera. De nuevo, por sí solo podría ser una gran figura!

Aquí podemos ver el resto de piezas del kit (y ahora aquí sí, con la segunda botella que encontramos escondida entre el confetti).

Para nuestra sorpresa, ¡tenemos un segundo cerdito!

No nos podemos resistir a montarlo todo para ver qué tal queda el conjunto.

Con el confetti, ¡es una fiesta!

CONCLUSIONES

Este kit nos ha sorprendido muy gratamente. De las miniaturas para pintar más interesantes que hemos visto en los últimos tiempos, por el estilo, originalidad, y porque puede ser una opción genial para pintar como regalo. ¡Lo tiene todo!

PROS:

  • Originalidad. Si estás cansado de tanto soldado y guerrero, ¡bienvenido a la fiesta!
  • Es un kit muy versátil. La idea para montar una fiesta goblin viene muy marcada, pero son tantas piezas separadas que se nos ocurren muchísimas opciones incluso para salirnos de la idea de la fiesta.
  • La calidad de la resina y las copias. Apenas necesita preparación previa.
  • El precio del kit completo es muy competitivo. Considerablemente más barato que otros kits de bustos del mismo tamaño.

CONTRAS:

  • Disponibilidad limitada a 150 unidades.
  • La temática puede no atraer a todos los públicos.

Podéis encontrar estos bustos en la página web de Miniature Madness.

Además, ¡NO OS PERDÁIS LO QUE VIENE AHORA! Como detalle especial en exclusiva para los amigos de volomir.com, la marca ofrecerá un descuento a las primeras cinco compras que utilicen el siguiente código en su página web: Volomadness

¡Daos prisa porque solo es para los cinco primeros, y estamos seguros que los descuentos van a volar!

Compartir
Pintor, escultor y gran entusiasta de las miniaturas, desde 2005. Apasionado de la comunidad, de eventos y convenciones, premiado en numerosas competiciones de todo el mundo, ingeniero, devoto del arte, profesor y jurado en concursos. ¡Concentrado en difundir lo que hacemos en el mundo de la miniatura!

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here