The Warmasters’ Crusade – Enemigos del Imperium Punto de Control 1

6
3780

Es la hora de los Enemigos del Imperium, reportando sus logros en este primer mes.

Enemies of the Imperium Checkpoint 1

Vayamos por orden de puntos completados hasta ahora:

Mariano/Gryndal – Orks

Los nuevos Warmasters de oro son Mariano y Gryndal. Por separado ya consiguieron acabar A Tale of 12+1 Warlords, pero juntos son imparables. ¡Una prueba más de que el amor verdadero puede con todo!

El amor verdadero… ¡por lo Old School, claro!

Atiende… que se han propuesto pintar 2000 puntos entre los dos y de momento son de los que mejor van. Y sacando partido a unas mier… digo… minis, que, ¡buff!

Y con historia currada y todo, allá vamos:

El príncipe permaneció ensimismado mientras su tutor buscaba uno de los más antiguos libros que poseían. Aquel libro había pasado de generación en generación, manteniendo vivas las grandes hazañas de Ghazghkull, hazañas que algún día el joven príncipe esperaba repetir. Y mientras permanecía soñando despierto, su tutor empezó a leer:

Nunca nadie supo de donde provenía Ghazghkull. No hay clan que no haya bramado a los cuatro vientos que fue suyo. Sin embargo, ninguno pudo presentar ni una prueba de ello. No hay ningún registro sobre nuestro héroe antes de su “accidente” en el mundo conocido como URK. Fue una época aciaga para nuestro pueblo. Los llamados hijos del Emperador humano invadieron nuestro planeta con sus coloridas y brillantes armaduras, matando a todos cuantos pudieron, y con sus grandes naves bombardearon incansablemente, levantado la tierra, y arrasando el planeta, provocando lo que a posteriori se conocería como “La Gran Tormenta de Arena”.

Meses duró esa infame tormenta, y durante ese tiempo, los orkos padecieron hambre y desesperación. Separados por la guerra, y siendo imposible reagruparse por la arena que impedía ver más allá de sus narices, vagaron y vagaron hasta desaparecer.

Sin embargo, la historia de nuestro héroe comienza en una de aquellas noches. Siete valerosos orkos vagaban entre las dunas, hambrientos, desesperados. Habían sobrevivido a los humanos con armaduras escarlata, habían matado a cientos de ellos segando sus cuerpos mientras iban montados en sus infalibles motos, ahora abandonadas a su suerte por la escasez de combustible. Mucho habían luchado juntos, y mucho se respetaban, pero la falta de alimento hacía que viesen más sabrosos a sus compañeros.

En aquella aciaga noche, cuando las fuerzas ya flaqueaban, un pastor apareció entre la arena, llevando con él siete magníficos jabalíes. Locos de alegría, recibieron al pastor con los brazos abiertos, y festejaron su llegada con la bebida que les sobraba y comiendo los apetecibles y grasos jabalíes; mientras le narraban al desconocido muchas de sus batallas pasadas.

A la mañana siguiente, nada quedaba del ánimo de la pasada noche, ni pizca de comida sobraba, ni rastro del extraño pastor. Durante el día sollozaron y maldijeron, pues ahora que habían probado las mieles de la felicidad, no querían volver al hambre y al vagar. Rezaron a Gorlo y Morko (nombre del Dios de los orkos) porque les volviese a enviar ayuda, y esa misma noche, el pastor volvió a aparecer con los mismos jabalíes que la noche anterior. Celebraron su llegada con las fuerzas renovadas, y tras saciar el calor de sus corazones con aquellos suaves y dóciles jabalíes, los sacrificaron en nombre de Gorko. Mientras tanto, convencidos de que su suerte cambiaba, aquella noche narraron al desconocido sus sueños de triunfo, conquista y de reconstrucción del pueblo orko.

A la mañana siguiente, al despertar volvieron a la dura realidad. Seguían atrapados en medio de la tormenta, el pastor volvía a estar ausente y su respeto a Morko, que les había provisto comida y calor las pasadas noches les impedía comer la carne sacrificada. Y un día más caminaron por las áridas dunas, rezando una vez más para sobrevivir. Y aquella noche, la primera del resto de sus vidas, el pastor volvió a aparecer con otros siete jabalíes, y antes de empezar cualquier tipo de celebración, habló por primera vez:

“Mi nombre es Ghazghkull. El gran Morko me habló hace 3 noches, y me dijo que os salvase. Os he proporcionado alimento, os he proporcionado compañía y paz, os he proporcionado salvación. Es hora de que me entreguéis aquello por lo que tanto habéis luchado. Es hora de que me entreguéis vuestras vidas. Arrodillaos ante mi y seréis ungidos como héroes, como mis mejores guerreros en los cruentos tiempos que están por venir. El universo será nuestro y los grandes bardos recordarán nuestras hazañas.”

Lentamente, y extasiados por el gran honor que acababan de recibir, todos se fueron arrodillando ante Ghazghkull, viendo ahora la fuerza imparable que rebosaba en los ojos de lo que ellos creían que era un pastor. Lentamente se acerco a ellos y les golpeó en la frente como un padre orko golpearía a un hijo que ha robado su combiarma. Entonces montaron en los jabalíes, y avanzaron a través de la noche y de la tormenta, con Ghazghkull a la cabeza iniciando un camino que le llevaría más lejos de lo que a cualquier orko le ha llevado jamás.

Mitico – Nurgle Death Guard

Tratando de resarcirse por ese final frustrado de sus Kharadron Overlords del año pasado, Mitico ha decidido hablar poco y pintar mucho. De momento cumple con lo establecido y nos muestra orgulloso su pestilente trabajo.

 

Ojo, pestilente no por malo eh! Que van de puta madre…

Mira que os gusta la polémica, ¡madre mía!

Troncho – Chaos Space Marines

Entramos en la zona chunga de los enemigos del Imperium. Primero tenemos a uno de los nuevos, Troncho, que también se ha abonado a eso de no reportar ningún progreso. Una forma muy floja de estrenarse como Warmaster!

¡Los dioses del Caos no serán propicios con él!

Berek – Tau

Berek vuelve a las andadas y no reporta puntos progresados ni hemos sido conscientes de que haya enseñado nada de lo que está haciendo.

Todo apunta a que Berek quiere repetir su ‘modus operandi’ del año pasado…

Piti – Eldar

Piti es un Warmaster muy organizado. Sabe que le queda un huevaco y se ha puesto muy en serio para no perderse con todo el trabajo que le espera. Fijaos si no en su detallado plan que ha elaborado para controlar su progreso de aquí al fatídico Checkpoint 3:

Brutal, ¡menuda planificación pormenorizada! Su gestión contrasta con la de otros, como Nor, que se enorgullecen de su propio plan:

Sea como fuere, cada uno se organiza como puede (o quiere).

Mientras tanto, y dado que Piti no reporta puntos completados, veamos qué nos tiene que contar:

Pues ya pasó un mes y el avance no es el esperado. Mejor dicho, no es el deseado o planificado porque sé que mis compañeros sí que esperaban que apenas avanzase (aunque ya estoy más adelantado de lo que alguno pensaba que llegaría al checkpoint de mayo). Me planteé la escalada de pintura como un proyecto al uso: listado de tareas, estimación de tiempos por tarea, disponibilidad de recursos e incompatibilidades, plan de proyecto… Y empecé cumpliendo, más o menos. Pero han ido pasando los días y me ha faltado constancia. Por estas fechas debería tener ya las motos casi terminadas y están sin imprimar siquiera.

Vamos a ver que he hecho, qué no y por qué…

En principio me planteé cambiar los cuerpos de los pilotos por guardianes normales porque no me gusta demasiado la estética de cabeza de altavoz con chupa de cuero de aquellos eldar. A priori una conversión fácil, cambiar un torso por otro. Pues no. Primer problema: los pilotos tienen la unión de las piernas al cuerpo como un plano, y los guardianes la tienen esférica. Problema sencillo de resolver metiendo un poco de dremel a las piernas de los pilotos para hacer sitio a la esfera de los torsos de los guardianes. Segundo problema: los brazos de los pilotos son demasiado largos para encajar bien con los torsos de los guardianes. Este punto está pendiente de solución (¿Cortar y pegar? ¿Rehacer?). Llegados a este punto, puesto que el tiempo avanza y mi pintado no, decidí ponerme a montar otras minis (que no tocaba aún, según el plan) y vi que el artillero de la Vyper también es un cabeza de altavoz (aunque algo más molón que los pilotos). Perfecto. Ya que las Vyper tienen cabeza de altavoz (y esas no pienso tocarlas) se pueden montar algunas motos sin tocar, con los pilotos originales, sin que desentonen demasiado.

Habiendo cogido carrerilla con el montaje he adelantado el montaje de todo. Pero aún así voy atrasado. Quiero pensar que este retraso será recuperable pero me toca buscar la forma de ser constante. Se hace imprescindible replanificar tareas, dedicar más tiempo y sobre todo cumplir plan. Habrá que sacar al menos una hora todos los días para no acumular más retraso. Previamente contaba con pintar viernes sábados y domingos, y “ratos muertos no computables” entre semana. Si quiero pasar el corte va a tocar centrarse. Aún puedo pasarlo pero ahora me va a costar.

 

¡Vamos Piti! ¡Te queda un huevaco pero tú puedes! ¡Ánimo que no es para tanto!

Mr. X

Los necrones acaban de renovar libro de ejército y quizá Mr. X esté pensando en cómo adaptar su plan a las nuevas listas que aparecen con las novedades necronas.

Por el momento este reservado Warmaster empieza la campaña con silencio sepulcral…

Y eso es todo en este primer Checkpoint 1, que podríamos decir “de calentamiento”.

Antes de que pase otro mes y continuemos observando el trabajo (o falta de él) de los Warmasters, queremos echar un vistazo a lo que están haciendo los aliados de la Cruzada por todo el mundo. Muy pronto, ¡no os lo perdáis!

Compartir
Pintor, escultor y gran entusiasta de las miniaturas, desde 2005. Apasionado de la comunidad, de eventos y convenciones, premiado en numerosas competiciones de todo el mundo, ingeniero, devoto del arte, profesor y jurado en concursos. ¡Concentrado en difundir lo que hacemos en el mundo de la miniatura!

6 Comentarios

  1. brutales los orkos de mariano!!, por otro lado habra que esperar a la vuelta del golden para ver progresos en berek (jajaja), mucho animo a todos!!

  2. Podria ser peor, los dos que han presentado miniaturas pintadas de momento lo estan haciendo muy bien, y respecto al resto si no presenta pronto miniaturas pintadas se perderan en el Espacio Disforme.

  3. Muy buenos esos cuticos 80/90-eros (jabalíes para los no navarros) y buen ritmo para los nurglosos(me dan bastante repelús). El resto ánimo, eso sí, muy puesto en el papel Piti, en plan vidente(planificador) del mundo astronave.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here